¿ESTÁS PASANDO POR UN MOMENTO DE «DUELO»?

Acompañar a las personas que han sufrido una pérdida a través del fallecimiento de un familiar o persona cercana, es la finalidad de mi trabajo terapéutico en estos momentos.

En primer lugar, mi intención es que se tome consciencia del tipo de «DOLOR» que se activado en tí, dado que no es lo mismo, ante una pérdida sentirse abandonado, que estar iracundo, o creer que nos vas a poder seguir con tu vida porque la otra persona te solucionaba una serie de gestiones, que consideras que eres incapaz de llevarlas a cabo por ti sola.

Ayudar a liberar esa carga de sufrimiento es mi papel y es a través del Método Isis como lo vamos a conseguir.

Side view of two sad good friends embracing in a bedroom in a house interior with a dark light in the background

Entrar a un nivel profundo, a donde radica toda la información de nuestro Ser, es desde allí, donde podemos descubrir de qué está hecho ese «dolor», para posteriormente, con las herramientas energéticas adecuadas poder erradicarlo para siempre.

Poco a poco se puede ir diluyendo todo el enjambre de pensamientos distorsionados, emociones alteradas, creencias o formas arquetípicas que a través del tiempo u otras vidas hemos ido entretejiendo de forma no consciente.

La complejidad del trabajo puede embarcarnos en momentos de dicha y placer, una vez vallamos quitando los obstáculos que nos aferran a ser víctimas de nuestro propio «victimismo» en momentos extremos de dolor.

Dejar partir a las personas queridas, nos permite evolucionar como seres estelares y nos da también la oportunidad de sacar todo el Poder interno que hay en cada uno de nosotros.

Tomar un nuevo impulso en tu vida es lo que te va a permitir este Método, para encontrar ese estado de Paz que tanto anhelas, de bienestar y Equilibrio personal.

 

Marien Carrión

 

¿Deseas comenzar el Año con buen pie?

Pues si deseas iniciar este Año  lleno de energía y con ánimo, te interesaría leer este artículo.

En el planeta Tierra vivimos en Tercera Dimensión, de manera que percibimos las cosas a través de los cinco sentidos, por lo que a la mayoría de personas, le es difícil creer que hay o existe algo a nuestro alrededor que pueda alterar ese reducto de paz que conforman las cuatro paredes que envuelven nuestro hogar.

¿Sabes que hay un sinfín de cosas que están a nuestro alrededor y que a nivel energético interactúan con nosotros?

¿Por qué te lo digo? Porque a través de mi experiencia durante 24 años con la Terapia Ambiental, he ido percibiendo la información que queda registrada en cualquier espacio habitado y por tanto, quiero compartirla contigo, para que puedas vivir en mayor armonía personal.

Como iniciamos un Año Nuevo, es muy importante liberar de nuestra casa toda la carga de dolor que ha ido acumulando, así como preocupaciones, tensión, miedo o emociones alteradas. Porque, aunque no seamos conscientes de ello, nuestro hogar queda impregnado de todo el cúmulo de emociones que día a día, vamos emitiendo.

La resonancia energética de nuestro estado de ánimo, tapiza nuestras paredes y nos retroalimentamos de la  frecuencia que vamos emitiendo. Si estoy triste, o hay personas con dolor por alguna enfermedad, si no he podido alcanzar mis objetivos laborales o de estudio, sintiéndome frustrado,…etc.

Aunque no manifestemos al exterior ese estado emocional en el que me encuentro, ni lo verbalicemos, es como un aroma que se expande por el entorno habitado.

Lo mismo, ocurre con los pensamientos que emitimos. Nuestro cerebro registra a una velocidad vertiginosa un sinfín de pensamientos de los cuales, tan sólo somos conscientes, si llega a un 5 o 10%. Imagínate, el eco que puede producir el resto de pensamientos inconscientes y que ignoramos si son positivos o negativos.

Tampoco podemos olvidarnos por supuesto, del efecto que producen nuestras palabras en un entorno habitado. Si me expreso dulcemente o por el contrario, estoy enfadada y hablo con violencia, o extrema rudeza.

Así que, imagínate, cómo reverberan las emociones, los pensamientos y las palabras a través de nuestra casa. Y a ello, se le suma, si vivimos con más personas, conformando un “coctel energético”, que es conveniente, necesario e imprescindible: limpiar, liberar y vaciar de nuestra vivienda.

¿Por qué es importante realizar este vaciado energético-ambiental?

Porque iniciar el año con un entorno limpio, sin la resonancia de cosas que nos puedan hacer daño, o nos condicionen de alguna manera, nos permite impulsar nuestras decisiones con mayor energía, gozar de mayor optimismo y mejorar la comunicación con todos los miembros de la unidad familiar o nuestra pareja.

¿No te apetece iniciar el AÑO NUEVO en estas inmejorables condiciones?

Te ayudo a conseguirlo.

PREPARA TU CASA PARA EL 2024

Van pasando los días del frío diciembre impulsados por ese viento, que hace que no nos demos cuenta de la rapidez conque se va acabando el mes. Por ello, es extremadamente importante que hagamos un repaso de cuál ha sido nuestro caudal energético, de qué estado de ánimo se ha ido acumulando en nuestra casa, si la balanza nos lleva a sopesar que ha sido extremadamente negativo, o hemos tenido altibajos. Tal vez, haya ocurrido todo lo contrario, que ha sido extremadamente alegre, o simplemente tranquilo.

Gota a gota se va llenando el caudal energético que conforma el ambiente de nuestro hábitat preferido, nuestra vivienda, lo que nos lleva a tener extrema precaución en qué loco contenido hemos depositado en ella. Al respecto, mirar con lupa si nuestros axiomas verbales se pueden calificar de irreverentes, o se han jactado de un sonido vulgar, de violencia y por tanto nos llevará a querer erradicar ese sonido inconsciente que ha ido salpicando la casa cuando nos hemos enfadado, discutido o estábamos llenos de dolor por alguna razón.

Amén de esta retro mirada hacia todo el año que se está acabando, hay un sinfín de información que de forma inconsciente, fluye de nosotros de forma etérica y puede ocasionar nubarrones en el ambiente familiar, o un cálido día soleado. Los miedos, traumas, dolores emocionales o preocupaciones, aunque no las verbalicemos en el entorno de nuestra casa, componen el aroma interno personal e impregna todos los recodos de nuestra vivienda, de ahí la importancia de vaciarla de todo este vacuo contenido a finales de año.

Liberar la vivienda toda la carga de dolor consciente o inconsciente que se ha generado durante el año 2023, en este caso, supone empezar de cero, diluir toda la huella energético-ambiental, nos va a permitir comenzar un año con una energía renovada, sin llevar nada a cuestas que imposibilite el bienestar de pareja, con la familia o con los hijos.

Así que no te lo pienses dos veces y encarga una Sesión de Limpieza Emocional y Mental de tu Hogar en este fin de año. Ello te ayudará, a crear un «Año Nuevo, Vida Nueva».

Si necesitas más información sobre cómo llevar a cabo esta Sesión para tu casa, puedes contactar conmigo en el whatsapp 622 64 33 84.

Un feliz y hermoso 2024.

Marien Carrión

TRIUNFA EN TU NEGOCIO, DESDE UN NUEVO PARADIGMA

Con el otoño, nuestro cuerpo se ha de adecuar a otro ritmo energético, con el que se mueve el engranaje del Universo. Adecuar tu frecuencia vibratoria al ritmo que viene, te permitirá que tu negocio fluya y obtenga mejores resultados.

¿Eres consciente de qué cosas están frenando tu negocio?

La vuelta al cole nos hace replantearnos qué asignaturas pendientes se nos han quedado en el tintero durante los primeros meses del año.

Entrar en otro plano de consciencia nos va a permitir descubrir en qué hemos encallado y qué, nos hace ir a un ritmo más lento, no tener ilusión, o a qué se debe la falta de claridad necesaria para tomar un nuevo impulso de cara al otoño.

                   Estamos en una época de cambios. La sociedad se está transformando a pasos acelerados y lo que hace unos pocos días valía, ahora ya ha quedado obsoleto.

Es difícil mantener un negocio ciñéndonos estrictamente a paradigmas que lo sustentan desde la competitividad, el miedo al fracaso o a la lucha y el esfuerzo desmedido.

Entonces, ¿por qué no salir de esa estructura binaria en la que todo es blanco o negro, alto o bajo, vacío o lleno?

Nuestra visión oscila entre dos partes de una misma moneda, sin darnos cuenta que dependiendo del rigor personal y de cómo lo utilicemos, vamos a obtener unos resultados económicos u otros.

¿Qué tal cambiar la visión de cómo estamos focalizando nuestras energías en la trayectoria como autónomos, emprendedores, o comerciantes…etc.?

 ¿Y si saliéramos del paradigma en el que tenemos un escaso movimiento para obtener los resultados que deseamos conseguir?

Qué te impide entrar en la parte interna de tu negocio y descubrir aquellos obstáculos que te están imposibilitando caminar, crecer, evolucionar, ser próspero…etc. Para así, poder disolver y liberar toda la carga de dolor acumulada durante el tiempo y crear un nuevo entorno laboral rico en contenido, equilibrado, repleto de armonía y próspero.

Si te apetece entrar en este NUEVO PARADIGMA que te aleja de la «lucha y el esfuerzo», puedes contar conmigo para acompañarte y guiarte.

 

                                                 Marien Carrión

 

PENETRANDO EN LAS ENTRETELAS DE TU NEGOCIO

Y te preguntarás, ¿qué es eso de las entretelas de mi negocio?

Pues me refiero a la parte que no se ve de cara al exterior, pero que es el sostén energético de todo el entramado empresarial que lo mantiene vivo.
Esa parte oculta e intangible que nutre y alimenta el buen funcionamiento de tu negocio y del que deriva tu propia motivación personal.

Durante 23 años he estado en diferentes tipos de hábitat, a través de cada uno de ellos, he podido adentrarme en sus diferentes estructuras energéticas y ver qué cosas estaban minando ese equilibrio entre lo oculto y lo que se ve. Entre lo sutil y lo físico.
De la misma manera que un edificio necesita unos buenos cimientos cuyo material sea resistente y que no se estropee a través del tiempo, en un espacio laboral, (bien sea comercio, fábrica, despacho, sala de terapias o centro de estética,…etc), ocurre lo mismo. He ido viendo, que el efecto de los diferentes sucesos acontecidos años o siglos antes, pueden dejar un efecto devastador si dichos acontecimientos han sido de una resonancia energética negativa, donde la muerte, el dolor, el abuso, o cualquier tipo de vejación, han dejado su huella. Su eco penetra en nosotros, aunque no seamos conscientes de ello. Pero la respuesta de nuestro cuerpo, si, que reacciona de forma involuntaria.

¿No te ha pasado, que has ido de viaje y según vas visitando un museo o un palacio, vas notando que tu cuerpo se descompone? En apariencia parece que no te haya sentado muy bien el desayuno o la comida, pero conforme avanzas, las sensaciones pueden ir en aumento o variar, dependiendo de la zona donde te vas moviendo en la visita. Normalmente, estos síntomas del cuerpo, la gente los atribuye a temas personales, a cosas que te han sentado mal y no, a que estás captando la energía de acontecimientos que de forma latente permanece en el lugar que visitas, en el edificio, o en una zona determinada.

Las entretelas de tu negocio también están conformadas por todos los acontecimientos que, a lo largo de la historia, se han ido dando en ese lugar. Y ahora, todo ese cúmulo de dolor, invasión, tristeza, o alegría, vicisitudes o calamidades, son la base orgánica y energética que sostiene el funcionamiento de tu actividad laboral.
Tal vez no te encuentres fatal en ese espacio laboral, pero tus preocupaciones laborales, o el trato con los compañeros, socios o clientes, están impulsados y en parte, influidos y determinados por el eco de los acontecimientos que se han ido sesgando ese lugar.

Me gustaría que imaginaras un terreno yermo, totalmente limpio, sin información alguna y como si estuvieras en una película, vas viendo las diferentes culturas que lo invadieron, se asentaron en ese sitio, si abusaron de su fuerza, si maltrataron sus vidas, sus penas, enfrentamientos o las luchas por el poder,…etc.

Ahora te imaginas cómo el eco de esa película con todos y cada uno de esos acontecimientos, han dejado revestidas las paredes de la sala. Llegas tú, te instalas allí, no ves nada, pero tu físico, responde a esa información que impregna las paredes. Tu estado de ánimo, sin saberlo, varía, o tus reacciones comienzan a ser más iracundas, de lo que es tu carácter habitual. Tal vez, tus pensamientos, llenos de esperanza hacia tu negocio, con buenísimas ideas, comienzan a flojear, pierden su impulso, la energía para llevarlos a cabo. Y si estás en una zona donde ha sido devastada, aunque sea siglos antes, te quedas sin energía, el hálito vital de tu negocio va desvaneciéndose, lentamente.

¿Qué te ha parecido tu viaje por las entretelas de tu negocio?
Sabes que se puede limpiar todo lo que ha quedado almacenado en esa Memoria energético-ambiental que constituye el Alma del Lugar y otorgarle de nueva sabia, inyectándole una resonancia energética de mayor frecuencia vibratoria y ello daría, unos RESULTADOS GRANDIOSOS.

Marien Carrión

¿ERES UNA MUJER QUE TIENES UN NEGOCIO Y QUIERES POTENCIAR TU ÉXITO?

Bien seas autónoma, emprendedora, profesional de la salud, poseas un comercio, te dediques al mundo de las terapias, tengas un despacho, seas modista, eres diseñadora y trabajas en tu estudio, te gusta el arte y posees una galería, o confeccionas ….

¡HAY UNA NUEVA FORMA DE TRANSFORMAR E IMPULSAR LA ENERGÍA DE TU NEGOCIO!

Puede que te llame la atención, si ya lo has intentado todo y ves que los resultados no son los que deseabas obtener o esperabas.

Tal vez te hayas movido tan sólo en el campo de lo tangible, pero existe un sin fin de elementos que no percibimos, los que pueden estar bloqueando esos resultados a alcanzar.

En primer lugar te diré, que no te hablo por hablar, sino que ha sido mi propia experiencia en diferentes tipos de hábitat y negocios, lo que me ha ido mostrando la interacción a la que estamos sometidos con todo lo que nos rodea y así, descubrir que el eco de los sucesos acontecidos a nivel histórico en un lugar, generan una onda expansiva que influyen en nuestra forma de actuar, sentir, pensar y de comportarnos con los demás.

Una de las cosas que más me impactó de las primeras veces que hacía una Terapia Ambiental,

es la de una niña que no se movía del lado de su madre mientras recorríamos las diferentes estancias que componían el negocio familiar. No me gusta que estén presentes otras personas a la hora de canalizar la información del lugar donde me encuentro, para que no interfiera su propia energía con la que hay en ese espacio, pero fue imposible separar a la niña de su mamá.

Paula reaccionaba con gestos corporales mientras nos percibía moviendo la energía de cada espacio, curando las heridas que agredían a ese entorno donde nos encontrábamos y que en el negocio se manifestaba de forma muy peculiar. Ya que podía entrar una propuesta de expansión muy lucrativa y en breve tiempo se desvanecía, iba perdiendo fuerza la negociación.

Seguíamos armonizando cada espacio que conformaba la empresa y lo más triste de todo, es que al llegar a la última de las estancias del local, más alejada de donde se atendía a los clientes, la pequeña comenzó a sufrir convulsiones que le hacían casi perder la consciencia, en un ictus de temor por algo que la aterraba.

Mientras la madre intentaba calmar a su hija, yo seguía conectada a la información de esa habitación y mi cuerpo también comenzó a temblar, sólo sentía temor, angustia y una sensación de ahogo, de faltarme el aire. Percibía y veía acurrucadas a varias personas que se ocultaron en esa habitación, eran refugiados políticos (por su indumentaria antigua) y apiñadas entre las sombras para que no ser reconocidas. La sensación de ahogo y de sabor extraño en mi garganta, me conectaron a que fueron exterminadas filtrando un tipo de gas entre los pequeños orificios que la casa tenía. Por lo que se percibió en este espacio y con el resto de la casa, albergaba este lugar un episodio de la historia de España, cuando en la Segunda Guerra Mundial se refugiaron personas de diferentes países, huyendo de los Nazis. Pero al parecer, también llegaron espías y gente que los controlaba, dada la vivencia que acabábamos de experimentar.

Así pudimos comprender la conexión que había con esa “memoria de muerte”, donde se desvanecía la vida de repente, igual que la “vida de los proyectos que le llegaban, también desaparecía rápidamente”.

Liberar dicho dolor, perdonar, restaurar la energía de esa zona y conformar una nueva estructura energético-ambiental de mayor vibración, es lo que hizo tiempo después, que el negocio familiar tomara un nuevo rumbo con mayor impulso y direccionalidad.

Espero que al plasmar esta experiencia que tuve realizando la Terapia Ambiental, os haga comprender la interacción continua que tenemos con todo lo que nos rodea y en cualquier entorno donde nos encontremos. De ahí, la importancia de liberar, sanar y armonizar TU NEGOCIO, TU EMPRESA, TU TIENDA, TU ESTUDIO, TU DESPACHO,…etc. Sobre todo, para trabajar con la mayor armonía posible y que las relaciones laborales sean fructíferas, igual que satisfactorias.

Si necesitas orientación en la situación de tu negocio, en mi pag. Web: www.mariencarrion.com podrás pedirme cita gratuita.

Marien Carrión

¿POR QUÉ ME DIRIJO A MUJERES EMPRENDEDORAS QUE LLEVAN UN NEGOCIO?

Te preguntarás por qué he comenzado a focalizarme en mujeres que emprendieron un negocio y están luchando, más o menos en mantenerlo, con sus vicisitudes y a veces, nadando contra marea. Pues la razón de ello es por varios motivos que paso a exponerte.

En primer lugar,

porque la economía tal y cómo la conocemos hasta ahora, está sucumbiendo. Le falta alma y nociones que no son los valores establecidos actualmente, por lo que se está definiendo un nuevo paradigma en el que se conjugan otros requisitos menos tangibles, pero imprescindibles para que obtengamos mejores resultados o podamos conseguir los logros profesionales que anhelamos.

Abrir nuestro negocio a conceptos definidos por la Física Cuántica: “Todo es energía”, “la energía ni se crea ni se destruye, se transforma”, nos permitirá entender qué cosas están influyendo en nosotros y por tanto en nuestro negocio. Ello nos llevará a adentrarnos en las entretelas que mantienen el entramado energético de nuestra empresa, tienda o centro de bienestar, que es el punto de partida para entender el engranaje interno y descubrir lo que no funciona o lo que está influyendo en los resultados que obtenemos, si no son los que a lo mejor deseamos. De esta manera y desde este nivel de consciencia, podremos llevar el timón de nuestro negocio, bien sea grande o pequeño.

En segundo lugar,

me dirijo al sector femenino porque el 98% de clientas que he atendido tanto en mis terapias personales como en sus casas o negocios con la Terapia Ambiental, han sido mujeres. En general, mostramos más curiosidad, estamos receptivas al mundo sutil y también somos más sensitivas, por lo que estamos más abiertas a un enfoque holístico de nuestra existencia y por tanto, de cómo nos afecta el mundo del hábitat en cualquier aspecto de la vida.

Así pues, si eres mujer emprendedora que mantienes un negocio y te apetecería revitalizarlo, puedes exponerme cuál es tu situación. Tiene una consulta gratuita accediendo a mi página web: www.mariencarrion.com

Espero poder ayudarte.

 

Marien Carrión

EL SILENCIOSO LENGUAJE DE LOS ESPACIOS HABITADOS

Hoy quiero llevarte conmigo a sentir el silencioso lenguaje de un espacio habitado.

Cuando llamo a la puerta de una casa para realizar en ella la Terapia Ambiental, es como si entrara en un templo cuyo clamor sobrepasa los diferentes estadios del tiempo. Un respeto a no profanar esas paredes y a estar sumamente atenta al diálogo callado de lo que ha permanecido adscrito en otra realidad no tangible.

Aparentemente mis sentidos tan sólo captan la información visual de unos muebles, una decoración definida por su dueña y una estética que no es casual en absoluto.

Poco a poco, sigilosa ante el silencioso de la casa, voy empapándome de la vertiginosa información que anida allí. Mi cuerpo, aunque no sabe que aroma respira, si que responde encogiéndose, o sintiendo un dolor concreto en mi cabeza. Hay veces, que de forma súbita me atrapa una inusitada angustia y se me encoge el estómago cerrándose como un puño prieto. Mi cuerpo es el que detecta la carga energética de la vivienda o del negocio que visito, pero ignora a qué obedece dicha respuesta corporal.

Sentada y frente a la persona que es la que vive o trabaja en ese espacio, comenzamos a realizar el sencillo ritual de conexión con nuestro centro de Poder Interno y desde allí, es cuando se nos abren las compuertas de la VISIÓN.

Entrar en otro plano de consciencia para mí, es como pasar las hojas de un libro e ir desvelando el misterio que el autor de la novela, nos va narrando. Toda casa guarda un misterio tras otro. Cada rincón traduce una variopinta información sesgada de matices y de pequeñas o grandes connotaciones emocionales.

Más que adentrarnos, yo diría que las paredes se desnudan ante nosotras, conforme realizamos la Terapia Ambiental, mostrándonos sus entretelas, su dolor o su alegría, los pequeños matices que surcaron el tiempo en ese lugar y lo más importante de todo, lo que están dispuestas a soltar. Liberarse de las afrentas de hace siglos, o de los secretos de sus antepasados, es un acto de valentía, pero a la vez, de descanso y liberación, tanto a nivel ambiental, como para las personas que allí viven.

La casa nos llama, nos invita a entrar en una habitación u otra, contándonos sus secretos, cantándonos las virtudes de sus moradores o las luchas que allí mantuvieron sus antepasados, conquistadores tal vez de ese pueblo. Y ante nuestros ojos, el alma se rasga en perdones, o en ofrendas, pero todo tiene que quedar bien curado, el dolor de lo ajeno que se nos muestra, no es tan sólo para tener esa información, sino que es un acto de redención para subsanar nuestros errores o el de nuestros antepasados.

Liberamos del lugar y de la casa de aquellos pensamientos que empapelan las paredes como un enjambre de avispas que pinchas a sus inquilinos. Descargamos todo atropello emocional sufrido por las personas que vivieron anteriormente y poco a poco, al igual que una margarita le vamos quitando las hojas marchitas a la casa, de todo aquello que le angustia, atosiga o condena de alguna manera en su fuero interno, aunque ellos, muy a pesar suyo, no eran conscientes.

Nuestros cuerpos van asimilando la transformación que va sufriendo la casa y se sienten más ligeros, liberándose a su vez de la carga que atosigaba el ambiente y tenía cautivos a las personas que allí vivían.

Poco a poco, vaciamos de vacuo contenido cada habitación y en la recta final de nuestro viaje sideral por el interior de la vivienda, vamos apreciando como un hecho inédito, el sopor de las contracciones a las que está sometida la estructura de la vivienda por las características del terreno donde se encuentra construida. Y al igual que un cirujano, abrimos, quitamos lo que enferma y revitalizamos la zona con un nuevo impulso energético, con una fuerza voraz de Amor y de dicha.

Se le otorga a la casa nuevos Códigos de Luz,

cualidades de mayor frecuencia vibratoria que cincelan la nueva estructura energética que conforma la vivienda. La respuesta no tarda en aparecer y reiteramos un recorrido por la vivienda y sentimos un nuevo aire que refresca el aroma de la vivienda, incluso a veces, crece en tamaño, se muestra más expansiva tras liberarse de todo lo que la oprimía. Respiramos Paz, Silencio, Amor y la casa se muestra como una flor que se abre al Universo mostrando y exhalando su Elevada fragancia.

 

¿Te gustaría experimentar este viaje en tu casa?

Vivir una transformación dual, donde el cielo y la tierra se juntan para florecer y sumarte a ello, con tu propio cambio interior.

¿POR QUÉ NO FUNCIONA MI NEGOCIO AL 100%?

A lo mejor te encuentras en alguna de estas situaciones:

¿No acaba de despegar la tienda que has montado?

Tu centro de acupuntura, osteopatía, de masaje, o desarrollo personal ¿parece que sea invisible?

Eres autónomo y en tu despacho o trabajando en casa, no tienes los clientes suficientes aunque te dejas la piel a diario.

Tal vez, ya has utilizado todos los recursos a tu alcance que según un buen empresario debe conocer a nivel económico, has contratado los servicios de marketing y también has hecho uso de la publicidad como medio de difusión de tus actividades, pero no obtienes esos beneficios tan anhelados.

Y te preguntarás, ¿qué está dificultando la expansión de mi proyecto laboral?

Ahora paso a contarte lo que he ido descubriendo como Terapeuta del Hábitat. Tal vez te suena raro lo que te voy a ir explicando, pero me avalan los 23 años de experiencia en todo tipo de espacios habitados, así que tan sólo te pido que abras tu mente y tu corazón a lo que te voy a ir transmitiendo.

Lo normal, es que pensemos cuando uno se compra una casa, o alquila un local para su negocio en un barrio nuevo, es que no está contaminado por el eco de otros negocios anteriores, o que se inicia una nueva etapa, con lo cual, no hay lastre alguno. Pero “craso error”, eso no es así.

Las diferentes viviendas, locales, centro de terapias o salud, comercios, despachos,…etc que fui visitando para “sanarlos y armonizarlos”, me hablaban de la Memoria del Lugar. Es decir, de los diferentes hechos que habían acontecido en ese lugar a través del tiempo, años o siglos y que estaban influyendo de alguna manera, en ese espacio habitado.

A veces me he encontrado sucesos históricos como batallas que se habían dado en esa zona, actividad mercantil de tiempo atrás, abuso de la autoridad en la época de la Guerra Civil, edificios donde se albergó una iglesia, monasterio o templo,…etc.

Hay que tener en cuenta que Todo es energía y según la Física Cuántica, la “energía ni se crea ni se destruye, se transforma”. De ahí, que la resonancia energética del dolor en una contienda, de la virulencia en una batalla, o de la paz y tranquilidad de un monasterio, se queda grabada en ese lugar y no se diluye, a no ser, que lo borres desde el mismo plano energético del que se emitió.

Y ¿cómo nos afectan esos hechos ocurridos? Os voy contando registros que yo he encontrado y de qué manera alteraba el negocio, la salud o el bienestar personal/familiar.

Era una empresa que la llevaban dos socios y uno de ellos, controlaba al otro en todas las alternativas que tomaba para mejorarlo. La energía del despacho me hablaba de control, enfado y el ambiente era asfixiante, pues se oponía a casi todo.

Conforme fuimos recorriendo los diferentes despachos, comencé a ver imágenes de una emboscada militar, que había acontecido allí. Un ataque por sorpresa y qué estaba generando en la actualidad ese suceso: “no me fio de nada, siempre estoy en guardia, miedo a ser engañado (ya pueden ser clientes, socios, vendedores,…), pensamientos de que los demás le ocultan algo, en este caso dentro de la empresa,… etc.” Si no se borra o diluye esa información que está grabada a nivel etérico en el lugar, ese negocio no puede prosperar. Además, debemos de tener en cuenta, que por la “Ley de Atracción”, atraemos a nivel energético aquello que pensamos. Por lo que este socio con el temor a ser engañado por sorpresa, le hace reproducir ese paradigma mental y más pronto o más tarde, llegarán las personas que tengan esa energía.

 

Como habéis visto, es un riesgo en general, para cualquier persona que tenga un negocio, una tienda, o centro terapias,…etc.,el cómo nos vemos expuestos a la Memoria del Lugar.

Y lo grave del tema, es que no somos conscientes de la interacción a la que estamos sometidos, por lo que si nos encontramos mal en ese despacho, o tenemos constantes confrontaciones con mis socios, compañeros,…etc. Lo asumimos como parte de nuestro carácter, las incorporamos en nosotros, porque la mayor parte de personas, no han aprendido a diferenciar lo que es propio, de lo que coge o absorbe del lugar donde se encuentran.

Si quieres saber más sobre este tema, o te has dado cuenta tras leer este artículo, que te ocurren cosas similares a las que he comentado, puedes contactar conmigo, tienes GRATIS una CONSULTA de 20´para aclarar dudas y orientarte en tu empresa o negocio.

Marien Carrión

Conoce el Método ISIS